RSS

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco a Cuba

29 Sep

Por Diosmel Galano Oliver (Twitter: @DiosmelGO)

Cuando se despedía del suelo cubano, pues el lugar en los corazones del pueblo ya lo ocuparía por siempre, el Papa Francisco tomó la mano de Raúl y la colocó en su corazón; sellaba así una visita apostólica donde los vínculos ininterrumpidos por 80 años entre la Santa Sede y Cuba llegaban a su mejor expresión.

Muchas imágenes conservan en la memoria los cubanos de Bergoglio, un pontífice que ha subido al trono de San Pedro para abrir las puertas de la iglesia y entrar a la sociedad, para llevar el mensaje de paz, misericordia, hermandad y respeto a todos los rincones del orbe, con énfasis en aquellos más necesitados de recursos materiales.

En su peregrinar por la Isla llegó hasta el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, a quien honró y veneró como un hijo más. Bendijo las ciudades de Holguín y Santiago de Cuba, y encontró concordia en este espacio geográfico al que ve como un lugar de encuentro.

Especial resultó su diálogo con los jóvenes a quienes les aconsejó y habló desde el corazón, como padre. Y salió de la realidad nacional para explicar esa naturaleza que define esa etapa en la vida de todo ser, sin importar credo, a quienes hoy son la esperanza del mundo y solo lograrán ese cambio para bien buscándose líos desde el compromiso social.

La preocupación por la familia, célula indispensable de la sociedad, también motivó las palabras del sumo pontífice. Junto a ella un término que acuñó como amistad social o solidaridad como principio del actuar. Apostar por los humildes, por los más necesitados, y una preocupación profunda por el futuro de la humanidad son tópicos que caracterizan el quehacer de Francisco desde el 13 de marzo de 2013.

Entre el 19 y el 22 de septiembre Cuba lo acogió. En cada sitio encontró muestras de cariño elaboradas en los más diversos y sencillos materiales, muestras de simpatías que supo corresponder. Respecto, afecto y admiración rodearon al nuncio apostólico que bajó del púlpito para tocar con las vivencias, para recordarnos la importancia de preservar la infancia, de cuidar a los enfermos y desvalidos, de tocarnos por el camino del amor; y para ellos nos propuso una revolución de la ternura y la solidaridad con el prójimo.

En medio de esta Tercera Guerra Mundial que vivimos por etapas, como nos alertó en la Plaza de la Revolución de La Habana, solo “un pueblo que cuida a sus chicos, a sus ancianos, a sus jóvenes tiene un triunfo garantizado”.

Muchas ideas compartió con los cubanos y con quienes estuvieron en esos días conectados con la nación, pero una se repitió por todo el orbe y aun permanece retumbante en los oídos: “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”. Lo dijo el Papa, esperemos que muchos acaten esos designios, el mundo lo necesita con urgencia.

Twitt Papa FranciscoGracias Francisco por llegar a Cuba, duras misiones te esperan en este medio tan plagado de ambiciones y caprichos, donde unos pocos tienen y mandan sobre la gran mayoría. No es tarea fácil, pero el camino más acertado para lograrlo ya conoce tus pasos; nosotros ya rezamos por ti.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 29 septiembre, 2015 en Sociales

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: