RSS

Feria del Libro en Camagüey o ¿tiene Omega 3?

12 Abr

Por Diosmel Galano Oliver

Esta no fue la pregunta de bojeo por las farmacias camagüeyanas, donde hace varios meses resulta complicado encontrar medicamentos básicos del cuadro clínico; tampoco fue el pedido al primo residente en Ecuador para apalear con químicos lo que cuesta conseguir en el pan nuestro de cada día.

– Tiene Omega 3?, pregunto.

– Sacaron dos el primer día, pero los compraron enseguida, me comentaron las vendedoras en los diferentes kioscos habilitados en el Casino Campestre.

Con esa interrogante caminaba por el mayor parque urbano de Cuba, que no por sombreadas las veredas dejaba de ser agotador.

El texto del escritor y realizador Eduardo del Llano resultaba uno de los pocos títulos que me atraían, junto a La cola de la serpiente, de Leonardo Padura; este por suerte si cayó en el morral.

Tras consumir los cortos de Nicanor, y encontrarlo hasta de presidente en el libro Cuarentena, me interesa mantenerme actualizado con el universo creativo de Del Llano, y como yo otros tantos, esos que al tener relajados horarios de trabajo pueden pasar noches de cola (ojalá y todas las colas fueran por libros), para con los primeros puestos comprar títulos de mucha demanda y poca tirada.

La XVI Feria del Libro en Camagüey concluyó con una gran deuda en lo personal, pero en la vox populi las opiniones no son muy diferentes y la insatisfacción del instruido lector cubano una realidad latente.

Siempre al concluir cada capítulo del mayor evento cultural de la nación, cuestiono las políticas que rigen el sistema de publicaciones en Cuba, pues cuando abundan títulos que luegan permanecen años en las librerías otros textos de probada aceptación no logran encontrar la ruta de la reimpresión.

No quiero seguir con pocos ejemplares de probados autores cubanos y extranjeros en mi biblioteca personal, verlos en estanterías donde me cuestan 125 pesos cubanos -5 CUC, que representa un tercio de mi salario-, sin poderlos adquirir y mantener la mirada en esos años de Revolución donde según las historias de mi madre fue posible hojear lo más valioso de la literatura.

Con tal panorama no debe sorprender entonces que la lectura digital gane cada vez mayores adeptos, para mal de quienes disfrutamos el olor a tinta o el placer de hojear cualquier cuaderno.

En tiempos donde la economía pesa y ser eficientes para lograr subsistir resulta palabra de orden, corresponde a quienes determinan los programas editoriales del país pegar más el oído al gusto popular y así no malgastar tantos árboles (libros) que luego echan raíces en el olvido.

Y a ti amigo Eduardo, mientras las cosas cambien continuaré a la espera de nuevos cortos con tu sello, para a través de una USB amiga hacer ese tipo de lectura.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 12 abril, 2017 en Culturales

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Una respuesta a “Feria del Libro en Camagüey o ¿tiene Omega 3?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: