RSS

Ajiaco camagüeyano contra la homofobia

17 May

Hoy son 12, un dígito histórico en Cuba en materia de liberación. Gladiadoras porque no cesan de batallar por la aceptación de la diversidad sexual, son la Red de Mujeres Lesbianas y Bisexuales de la ciudad de Camagüey.

En la vivienda número 143 de la calle Palma, en el centro histórico de la urbe agramontina, tienen el cuartel general y este 17 de mayo –Día Mundial contra la Homofobia y la Transfobia- se unen para con el sabor del ajiaco camagüeyano festejar los avances en materia de inclusión en la sociedad cubana.

Gladys Martínez Palomo y Telma Hernández Beltrán son las residentes en el inmueble, durante 13 años comparten cada minuto de la vida y hoy lamentan que en caso de fallecer alguna la otra quedará desamparada pues no han podido unirse legalmente porque en Cuba no hay ninguna ley que lo permita.

Mientras las otras gladiadoras pelan las viandas, hacen el sofrito y montan la olla con el agua, ellas nos detallan las actividades que desde hace varios años realizan como promoción de salud para evitar nuevos contagios de ITS – VIH/sida, donaciones a instituciones asistenciarias, cumpleaños colectivos y más.

Gladys, la líder, afirma amar su trabajo y ve en el grupo una familia que sirve de apoyo cuando aun remanentes de una sociedad muchos siglos regida por el machismo y la heteronormatividad les pone trabas para trabajar o ser feliz.

Aumentar la visibilidad de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales) más allá de las jornadas es un reclamo permanente de Las Gladiadoras, y para ello deben existir espacios institucionales donde se facilite el intercambio o se aprenda que –como reconoció la Organización Mundial de la Salud hace 27 años- la homosexualidad no es una enfermedad ni se contagia.

Por su parte Telma recuerda una frase que leyó en una ocasión cuando una madre supo la orientación sexual de hijo: “Yo no perdí un retoño gané dos”, y con ella impulsa a las familias a entender y aceptar a los miembros no heterosexuales, a brindarles todo el apoyo para que se puedan desarrollar como seres plenos y sin prejuicios.

El apuro de la redacción obliga a dejar los festejos, una foto del grupo con los periodistas y la invitación a más tarde regresar para degustar la caldosa; y mientras transcurren los adioses los transeúntes pasan y entre el asombro de algunos y la complicidad de otros continúa la lucha de los cubanos por un mañana más equitativo.

Por Diosmel Galano Oliver / Fotos: Leandro Pérez Pérez

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 17 mayo, 2017 en Sociales

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: